Saltar enlaces

Recibe la columna en tu email

Ya lo sé: ahora mismo no te hace gracia este aviso. Pero Internet es un lugar ruidoso que invita a la distracción, y a mí me encantaría que me leyeses con calma. Por eso, ¿qué te parece si quedamos alguna vez? Cada domingo por la mañana, por ejemplo. Te enviaré un resumen de las publicaciones de cada semana. Prometo no despertarte muy temprano. ¿Qué dices?